Evitan contratar servicios funerarios por altos costos

0
285

AGENCIA: POSTA

MONTERREY, NUEVO LEÓN.- Como si el dolor por la muerte de un ser querido no fuera suficiente, la familia debe enfrentarse también a los altos costos que hoy en día representa el contratar los servicios funerarios en esta entidad, con el fin de darle una digna despedida.

Pese a saber que la muerte es lo único seguro que tenemos en esta vida, la gente evita contratar un servicio funerario ya sea por superstición, por negarse a la idea de que lo vamos a necesitar, pero sobre todo por no tener “tanto” dinero para comprarlo.

En Monterrey, sale más caro morirse que vivir, asegura la gente, que si bien sabe que en algún momento de su vida va a requerir de un servicio de este tipo, no cuenta con el dinero suficiente para invertir en la comprar un paquete funerario.

Y es que, para darle una digna despedida a un ser querido puede costarle a una familia desde los 16 mil 550 pesos en servicio básico o tradicional de contado, o hasta los 77 mil 400 pesos con precio de promoción.

Esto sin contar con los gastos extras que genera un evento de este tipo, como los administrativos y legales para obtener el acta de defunción, los arreglos florales y el destape del panteón y, en otros casos, la compra de una espacio para depositar las cenizas.

En Funerales Martínez, una agencia reconocida en la entidad por los años de estar en el negocio funerario, indicó que el servicio básico de velación e inhumación tiene un costo de 16 mil 550 pesos, pero si lo que se desea es velación con cremación, el precio sube a 21 mil 375 pesos.

Foto: Especial

Si se compra como previsión a futuro, se debe tener cubierto el 50 por ciento del precio para poder hacer uso del servicio y el resto liquidarlo hasta en seis meses.

Otra reconocida agencia de servicios funerarios y que tiene capillas por diferentes puntos del área metropolitana, Protecto Deco, señaló que ofrece en previsiones a futuro, un paquete básico por 26 mil 500 pesos en velación con ataúd básico y con opción a cremación.

Aquí se cuenta con una opción de promoción más económico, que es de 18 mil 608, aunque en este caso, si se llegara a ocupar el servicio, se tendría que liquidar el valor total.

En tanto, las capillas funerarias que en esta ciudad son conocidas como las que contrata la gente que tiene buena posición económica, se encuentran, las Del Carmen y Dolores, que tienen instalaciones más grandes, estacionamiento y cafetería.

En las de Dolores, el precio de promoción en servicio tradicional es de 27 mil 500 pesos y en el caso de la cremación es de 32 mil 900 pesos y se puede comprar como previsión a futuro y liquidar hasta en 60 meses.

Mientras que en las Del Carmen que pertenecen al mismo grupo que la anterior, en promoción se puede adquirir un paquete tradicional por 77 mil 400 pesos y en caso de la cremación, el costo disminuye a 72 mil 900 pesos.

Foto: Especial

En las capillas Benito M. Flores, el servicio tradicional tiene un costo de 48 mil 500 pesos de contado ya sea para sepultar o cremar.

Mientras que en las Capilla Mariana, pertenecientes al grupo Gayosso, el costo es de 48 mil 622 pesos en cremación y 75 mil 590 pesos en inhumación, aunque esto incluye dos servicios y un terreno con cuatro gavetas.

Sin embargo y ante el alto costo de los servicios funerarios en capillas, en Monterrey existe como una nueva opción la velación en casa, lo cual reduce los precios sobre todo a las personas que no cuentan con un plan o seguro.

Leticia Flores, gerente de Funerales El Señor de los Milagros, alertó sobre la situación de abusos que sufren las familias que se ven en la necesidad de contratar un servicio funerario por el fallecimiento inesperado de un ser querido.

Precisó que se debe verificar que sea un servicio completo, desde la recolección del cuerpo, preparación y arreglo estético del mismo, tipo de ataúd, tiempo de velación, tipo de carroza, arreglos florales, oraciones, libro de condolencias, cruz y rosarios.

En el caso de los traslados nacionales y extranjeros, el costo depende de la distancia.

Comentó que la variación de los precios en los servicios funerarios se basan en la calidad de la preparación y arreglo de la persona fallecida.

Esto debido a que en muchas ocasiones ofrecen precios más bajos pero el difunto no recibe un trato digno y los familiares se llevan una mala impresión en la última ocasión en que ven a su ser querido.

Destacó que las familias también deben tomar en cuenta que en ninguno de los servicios funerarios se incluye el panteón, los impuestos municipales que son de 875 pesos aproximadamente.

De igual forma ocurre con los gastos por trámites en el campo santo conocidos como “tape y destape” para depositar el ataúd, que van de los 3 mil a los 5 mil pesos en panteones municipales y de 7 mil a 15 mil pesos en particulares.

Puntualizó que en las capillas de velación uno de los abusos más frecuentes es prometer un servicio de 24 horas, el cual tiene un tiempo real de 8 horas o menos, esto con el argumento de que cierran los panteones.

También se dan cobros extras onerosos en caso de que se espere a un familiar para llevar a cabo el servicio.

No hay comentarios

Dejar respuesta