Denuncian a elementos de Fuerza Coahuila de torturar a pareja

0
674

AGENCIA: VANGUARDIA

COAHUILA.- Elementos de Fuerza Coahuila fueron denunciados de allanar un domicilio en la colonia Mirador, de Ramos Arizpe, donde supuestamente torturaron a golpes al propietario de la vivienda y a su esposa. La madre del afectado, Nelda García, fue quien interpuso la denuncia.

García dijo que el estado de salud de su hijo Édgar se reporta como delicado y se encuentra con derrame de sangre sobre su espalda en el Hospital General, además que teme por su vida al pensar que algún policía se presente a tomar represalias en su contra.

El afectado no encuentra la forma de pedir ayuda, aseguró la madre, pues dijo que es muy común que sus superiores no les apliquen castigo. Además, dijo que su caso podría quedar en el olvido en los archivos de la PGJE.

Según Nelda García, el jueves en la noche, al llegar a la calle Ignacio Comfort, donde reside en la colonia Mirador, se dio cuenta que la vialidad mencionada estaba sitiada por dos patrullas de Fuerza Coahuila.

Dos de los elementos protegidos con gorros pasamontañas se le acercaron para preguntarle con a dónde y con quién se dirigía, y al responderle que a su vivienda, la sometieron a un interrogatorio por el parentesco que tenía con el que ocupa su casa.

Entre susto y desesperación, Nelda les informó que se trataba de su hijo Édgar, a lo que los uniformados respondieron que estaba vinculado con el crimen organizado.

“Vi dos patrullas color negras afuera de mi casa y dos policías se me acercan me preguntan qué se me ofrece, muy groseros me dijeron que mi hijo estaba con el crimen y no me dejaron pasar”, dijo la denunciante.

Nelda dijo que tuvo que permanecer alrededor de una hora en el exterior de su casa y uno de los policías al que nunca le vio el rostro para reconocerlo, le expresó que su hijo no iba a estar detenido porque no le encontraron nada.

Supuestamente, autoridades saquearon la vivienda del afectado buscando droga, pues tenían el reporte de que Édgar vendía estupefacientes en el domicilio allanado.

Tras ingresar a su vivienda lo encontró severamente golpeado junto a su esposa, mismos que no podía pararse; ambos se quejaron de golpes internos y para descartarle gravedad los llevó en taxi hasta el Hospital General.

Explicó que a su nuera fue a la única que dieron de alta. Dijo que un médico le informó que su hijo presentó sangre derramada en su interior y para prevenir que le dañara un órgano le aconsejó que se mantuviera internado para extraerle el líquido.

Nelda mostró una imagen fotográfica donde aparece su hijo, a quien le fue extraída sangre en la espalda y aún sigue en recuperación.

La denunciante dijo que ayer por la mañana acudió a interponer la denuncia ante el Ministerio Público, donde los titulares le pusieron una serie de excusas y “trabas” para no levantarles el acta correspondiente.

Le dijeron que se presentara en Saltillo, en la agencia receptora, o al órgano de Control Interno de la Comisión Estatal de Seguridad para interponer la denuncia contra los elementos de Fuerza Coahuila.

Ante el temor de que tomen alguna represalia, la afectada pide protección a las autoridades correspondientes. Sin embargo, señala que no tiene muchas esperanzas de que se castigue a los agresores de su hijo y nuera.

“Vi dos patrullas color negras afuera de mi casa y dos policías se me acercan me preguntan qué se me ofrece, muy groseros me dijeron que mi hijo estaba con el crimen y no me dejaron pasar”. Nelda García, denunciante.

No hay comentarios

Dejar respuesta