Problemática en la frontera por presencia de migrantes

0
254

AGENCIA: PRENSA MULTIMEDIA

PIEDRAS NEGRAS, COAHUILA.- Más de 174 mil indocumentados han sido deportados por las fronteras de Coahuila en cuatro años, lo que representa un serio problema para las ciudades de Piedras Negras y Ciudad Acuña porque muchos de ellos durante su estancia saquean casas, allanan viviendas abandonadas y, por hambre, podrían participar en actividades ilícitas.

El problema de la migración se ha agudizado e incluso se ha vuelto una costumbre ver por las calles no sólo de estas dos localidades, sino también en Saltillo y Torreón o de otras partes del estado, a personas provenientes de países centroamericanos pidiendo dinero y todo tipo de ayuda al verse desesperados.

Zócalo-Saltillo obtuvo informes de las corporaciones municipales con destacamento en estas dos fronteras coahuilenses que revelan que los indocumentados buscan como refugio viviendas deshabitadas, pero si están amuebladas no la piensan dos veces en sustraer las pertenencias para venderlas.

Incluso algunos migrantes jóvenes han aprendido a abrir vehículos, pero no para llevárselos sino para desvalijarlos en su totalidad desde el estéreo, la batería y hasta los neumáticos.

Hay otros indocumentados que utilizan su físico y su buen parecido para seducir a amas de casa y robarlas cuando se han ganado su confianza. En lo que va del año, en el municipio de Piedras Negras por lo menos una docena de mujeres casadas han resultado afectadas por estos individuos, pero prefieren no denunciar ante las autoridades por vergüenza.

MENORES SOLOS

Un dato importante es que los DIF de Ciudad Acuña y Piedras Negras han atendido a un importante número de menores que fueron deportados, y es común verlos caminar solos, por lo general vienen huyendo de la violencia que existe en sus países de origen, principalmente en Nicaragua y Honduras.

Ante este escenario las autoridades del Estado, algunos municipios y la misma delegación del Instituto Nacional de Migración, se ven en la necesidad de brindar servicio médico y ayuda alimentaria a los
migrantes.

En Saltillo, el Hospital General atiende a indocumentados por problemas de deshidratación y nutrición que así lo demanden.

De acuerdo a estadísticas de la delegación del Instituto Nacional de Migración en Coahuila, en el 2012 pisaron tierras coahuilenses 41 mil 723 migrantes; en el 2013, 61 mil 378; en el 2014, 34 mil 148, y en el 2015, 36 mil 45 indocumentados, la mayoría provenientes de Centroamérica.

Para Segismundo Doguín Martínez, titular de este Instituto, el 99% de los migrantes que son deportados por esta entidad no se queda y regresa a su país de origen.

“Es importante señalar que México se caracteriza por ser un país de origen, tránsito, destino y retorno de migrantes. Su posición geopolítica respecto de los Estados Unidos constituye uno de los factores que más influyen en su política migratoria”, finalizó.

No hay comentarios

Dejar respuesta