Alta impunidad en el transporte

0
277

Agencia: Prensa Multimedia

Saltillo, Coahuila.- De cinco accidentes fatales protagonizados por el transporte urbano que se han registrado en la actual administración, sólo en dos ha procedido el máximo castigo que puede aplicar el Ayuntamiento, que es la cancelación de concesiones.

El año pasado un accidente fatal quedó sin ser castigado, y en lo que va de 2015 ya se han registrado dos saldos fatales sin que se produzca ninguna cancelación del permiso municipal.

El primer deceso del año causado por el servicio colectivo se registró el 11 de enero y fue provocado porque la unidad no cedió el paso.

El pasado 16 de octubre un hombre fue arrollado frente a la Central de Autobuses por un camión de la ruta 9. El chofer se dio a la fuga.

Mediante un oficio entregado por el Municipio se confirmó que en este año no se ha concretado ningún procedimiento para retiro de concesión, ni siquiera por el accidente que el operador de 19 años, que chocó contra un tren arrastrara; como se recordará, fue una unidad de la ruta 7A y mandó al hospital a 17 de los 32 pasajeros.

A inicios del año pasado, Griselda Guadalupe Villanueva falleció en un accidente en que se involucró el transporte urbano. Sin embargo, en aquella ocasión se deslindó la responsabilidad directa al chofer, por lo que jurídicamente no se ha podido cancelar aún la concesión.

No hay comentarios

Dejar respuesta