‘Hoy no Circula’ no sería suficiente contra contaminación en NL

0
91

AGENCIA: POSTA

NUEVO LEÓN.- Especialistas en el tema ambiental coincidieron en que un programa como “Hoy no Circula” por sí sólo no sería una solución para para combatir la contaminación del área metropolitana de Monterrey, y pidieron un esquema integral.

El activista en medio ambiente, Guillermo Martínez Berlanga ha insistido durante años en la urgencia la renovación del parque vehicular y la construcción de más áreas verdes, pues tenemos mil 500 toneladas de contaminantes en el aire.

“Tienen que renovar el parque vehicular primero, tienen que aumentar sus áreas verdes, no podemos vivir sin pulmones urbanos. Tienen un déficit de mil 700 hectáreas de parques públicos gratuitos y de áreas verdes. Tenemos un déficit de un millón de árboles en la zona metropolitana y si se debe renovar el parque vehicular, que son 200 mil autos chatarra” dijo Guillermo Martínez Berlanga.

Dijo que según estudios hechos por el mismo gobierno, se tendrían que invertir 14 mil millones de pesos al tema ambiental.

En 2016 el Gobierno del Estado publicó el estudio de Programa de Gestión para Mejorar la Calidad del Aire (ProAire), cuya finalidad es analizar las tendencias en la emisión de contaminantes, priorizar la atención a las fuentes de emisión, generarse elementos y áreas de oportunidad para la toma de decisiones.

Según la información del documento, en éste se hacen inventarios de emisiones, que son un instrumento estratégico que permite identificar quiénes son los generadores de emisiones en una región determinada y cuál es su aporte de contaminantes a la atmósfera.

En teoría, conocer esa información permite a tomadores de decisiones seleccionar las fuentes de emisión hacia las que se dirigirán las políticas públicas y los recursos económicos para mitigar la emisión de contaminantes al aire.

Según la publicación “Calidad del aire en el área metropolitana de Monterrey” de enero de 2016 en la Revista de Ciencia y Tecnología de la UANL, escrita por Alfonso Martínez Muñoz, subsecretario de Protección al Medio Ambiente y Recursos Naturales, la principal fuente de emisión de contaminantes son los automóviles.

“Durante el otoño de 2007 y el verano de 2008, se realizaron distintas mediciones en la atmósfera de dos sitios del área metropolitana de Monterrey, y a partir de ahí se infirió cómo contribuían las diferentes fuentes a la emisión de partículas menores a 2.5 micrómetros.

“Como se observa, durante el otoño de 2007, las emisiones vehiculares contribuyeron con 53% del total de las PM2.5, mientras que durante el verano de 2008 la proporción fue menor, 37.38%, sin embargo, en ambos casos las emisiones vehiculares fueron la principal fuente de PM2.5”, detalla el artículo.

Gráficas mostradas en la revista de la UANL detallan que las fuentes contaminantes a la atmosfera de Nuevo León son: las Fuentes fijas, que es la industria, las Fuentes móviles, los vehículos, las Fuentes de área, que son las actividades domésticas, comerciales y servicios y las Fuentes naturales, que son las biogénicas y erosivas.

Hace un comparativo de Monterrey con el Valle de México, resultando que en la capital de Nuevo León los contaminantes de las Fuentes fijas representan un 10.9 por ciento, de las Fuentes de área, construcción y erosivas, un 15.5 por ciento, de las Fuentes móviles, vehículos, un 45.4 por ciento y de las Fuentes móviles no carreteras, como maquinaria pesada y aviones, un 0.7 por ciento; las fuentes Naturales contaminan un 27.5 por ciento.

En el Valle de México las Fuentes fijas contaminan un 8.1 por ciento, las Fuentes de área, construcción, erosivas un 12.8 por ciento, las Fuentes móviles, vehículos un 77.8 y las naturales un 1.3 por ciento.

“La participación de las fuentes móviles en la contribución del total de la masa de contaminantes es mayor en la zona metropolitana del Valle de México; sin embargo, el número de vehículos por cada mil habitantes (índice de motorización) es mayor en Nuevo León, y particularmente en el área metropolitana de Monterrey, que concentra más de 85% de la población de todo el estado”, advierte Martínez Muñoz en el texto.

El subsecretario de Protección al Medio Ambiente y Recursos Naturales asegura en su artículo, que según estudios del ITESM, la contaminación atmosférica del área metropolitana de Monterrey les cuesta al gobierno y a particulares, entre cuatro mil y ocho mil millones de dólares anuales, cantidad que resulta de la suma de los costos de la atención a la salud y de baja de productividad, principalmente por ausentismo laboral debidos a la contaminación.

En la medición del índice metropolitano de calidad del aire (IMECA) del Gobierno estatal, en la zona metropolitana hemos tenido sólo 84 días limpios, de enero a octubre de 2017.

No hay comentarios

Dejar respuesta