Encubren a cura pederasta, Arzobispo de Mty y Obispo de Piedras Negras

0
116

AGENCIA: POSTA

NUEVO LEÓN.- Un ex seminarista que acudió a la Arquidiócesis de Monterrey para denunciar que el obispo de Piedras Negras, Alonso Garza Treviño, ha estado encubriendo abusos sexuales, pero no fue atendido por el Arzobispo.

Ignacio Martínez Pacheco, acusó al Primer Obispo de Piedras Negras, Alonso Garza Treviño, por encubrir al sacerdote, Juan Manuel Riojas Martínez, conocido como el padre Meño, de quien él y otro joven, fueron víctimas de abuso sexual.

Pero a pesar de su denuncia, en el Arzobispado se lavaron las manos.

“El Obispo Alonso ha encubierto desde 2002, abusos sexuales y ha encubierto a sacerdotes también que tienen la preferencia sexual de ser gays.

“Él sabe que yo sé la verdad y que le puedo decir nombre por nombre de cada uno de sus sacerdotes que tienen esa inclinación”.

Ignacio Martínez Pacheco y Javier Mendoza son dos de las víctimas que ya han acusado penalmente al padre Meño, quien ahora se encuentra prófugo de la justicia.

Martínez Pacheco contó que fue abusado a los 16 años, en el Seminario en Piedras Negras Coahuila, por el padre Meño, entre los años 2003 y 2004.
“Este padre, que entonces ejercía como padre espiritual del seminario, a mí me hacía que le realizara prácticas de sexo oral hacia él. La primera vez fue en la noche de 11 a 12 de la noche y la segunda vez fue en su habitación, que me metió para que le pudiera hacer ese tipo de práctica” dijo Ignacio Martínez Pacheco.

“Últimamente ha pasado una violación hacía otro seminarista (Javier Mendoza), que también era menor de edad, y a él lo violó hasta más de tres veces, hasta cuatro veces lo llegó a violar, el cual el seminarista ya también puso una demanda”, describió Martínez Pacheco.

Según el denunciante, el Primer Obispo, Alonso Garza Treviño, que pertenece al Arzobispado de Monterrey, conoce de los casos y no ha hecho nada al respecto.

“Nos ha mentido y está encubriendo a un padre que ocasionó una violación. Alonso habla de que el padre cometió actos indebidos, cuando a una violación no le podemos llamar actos indebidos, una violación es como tal, una violación, para él es algo superficial”.

Javier Mendoza interpondrá una denuncia en contra de Alonso Garza, por encubrir actos de pederastia.

Las violaciones del padre Meño no son las únicas dentro de la Diócesis de Piedras Negras, aseguró el ex seminarista, ya que existen más sacerdotes que han abusado de alumnos.

Dijo que la Procuraduría de ese estado, ya cuenta con los nombres de al menos siete clérigos más.

“Sé que hay más víctimas, yo no puedo hablar por mis demás compañeros, muchos de ellos son casados, muchos de ellos ya son profesionistas y no es fácil”.

El Canciller en Monterrey, a quien le pidieron destituir a Alonso Garza Treviño, aseguró que no es su jurisdicción y que el obispo Cabrera no tiene autoridad completa sobre el Obispo de Piedras Negras, que cada Diócesis se rige bajo sobre su propia autonomía.

“Algo que quieren tapar, sabemos que es una mafia y esa mafia es lo que estoy tratando de desmantelar”.

No siguen las directrices que puso el Papa Francisco, añadió “no las están siguiendo y él está siendo encubridor de un padre pederasta”.

“El hecho de que también aquí se laven las manos, es que él (Rogelio Cabrera López) también lo está encubriendo, está siendo parte de, al momento de no actuar y no tener una reacción en contra de él”.

No hay comentarios

Dejar respuesta