Viven noche de insomnio y miedo

0
97

AGENCIA: ZOCALO

ACUÑA, COAHUILA.- Un total de 328 familias de por lo menos cinco de las colonias más susceptibles de inundaciones fueron trasladadas la madrugada de ayer a los albergues dispuestos por el municipio dentro de los operativos de apoyo realizados por las diferentes corporaciones, prevaleciendo más que nada el miedo de quienes decidieron dejar sus casas ante la amenaza de tornado de la que se alertaba desde la tarde.

El alcalde Héctor Eduardo Arocha Gómez encabezó los recorridos de supervisión y apoyo a las familias en las zonas de mayor peligro, apoyados por Protección Civil Municipal, Seguridad Pública, Policía Investigadora, el Ejército y clubes de radioayuda que se sumaron a los patrullajes de vigilancia ante el temor de lo que se temía fuera una nueva catástrofe.

La gente aceptó ser llevada a los albergues y en el de Protección Civil se atendió a 28 familias, 50 en el Centro Comunitario de la colonia San Antonio, 50 en el de Tierra y Libertad y 200 en el del fraccionamiento Fundadores, donde se les dio alojo, comida caliente y por la mañana volvieron a sus casas ya pasada la contingencia y para atender los daños que ésta les ocasionara.

Los reportes señalan que por fortuna fueron sólo daños materiales como el que el agua entrara en las casas de las partes bajas, infinidad de autos varados, pero sin que pasara a mayores o daños graves.

El municipio se preparaba para lo peor ante el constante monitoreo y las alertas de autoridades norteamericanas y del Servicio Meteorológico Nacional, sobre el riesgo de tornado y tormentas severas con posible granizo para esta región de Coahuila y sur de Texas.

En Del Río y el condado de Val Verde se reportaron también daños mínimos, árboles caídos y vehículos varados, mientras que en esta ciudad hubo algunos cables de energía eléctrica, árboles caídos y anuncios dañados, permaneciendo durante algunas horas sin luz y sin agua en varios sectores, lo que se restableció por la mañana.

Los vados impidieron paso por algunas horas y el municipio inició por la mañana las tareas de limpieza de basura, lodo y escombro del centro de la ciudad, que se desfogó rápidamente ante la limpieza y desazolve que presentan todos los arroyos.

La Dirección de Protección Civil a cargo de Jesús Gómez Arizpe coordinó todas las acciones dispuestas por el alcalde Héctor Arocha Gómez, quien convocó a reunión del Comité Municipal de Protección Civil y a pesar de la intensa lluvia y tormentas eléctricas el recuento de los daños no refleja nada grave y hoy la cuidad amanece con normalidad.

ASÍ SE VIVIÓ

328
Familias a los albergues

200
En Centro de Fundadores

50
En el de Tierra y Libertad

50
En el Centro San Antonio

28
En Cuartel de Bomberos.

No hay comentarios

Dejar respuesta